Ex diputado nacional y jefe de empleados de comercios terminan la primaria en la cárcel

 

Los dirigentes gremiales Ovidio Zúñiga, ex diputado nacional, y Walter Cortés, secretario general del gremio mercantil desde hace varios años,  quienes se encuentran detenidos cumpliendo una pena de cuatro años de prisión por fraude contra la administración pública, comenzaron a completar sus estudio primarios y, al igual que el ex intendente barilochense Omar Goye también condenado por el mismo delito que realizó un curso de electricidad, ya pidieron reducción de condena.

Según fuentes federales consultadas por ANB, los dirigentes del gremio gastronómico y mercantil, comenzaron sus estudios de nivel primario en la Unidad 14 de Esquel.

Es que los dos condenados, según consta en la solicitud, no habían cumplimentado esa etapa de escolaridad, por lo que decidieron iniciarla mientras se encuentren alojados en ese centro de detenciones.

La Ley de Ejecución Penal establece un régimen de reducción de condenas por cursos de distinta índole, por finalización de ciclo o cumplimiento de años, en ese caso de primaria.

En la sumatoria, cada interno no puede acumular más de 20 meses a través de este tipo de beneficios.

Al parecer, a través de Consejo Correccional de la Unidad 14, ya elevaron el pedido al Ministerio Fiscal y será el juez de Ejecución, Alejandro Silva, que tiene asiento de funciones en General Roca, el que deberá decidir sobre el pedido.

Ahora bien, se están solicitando una serie de informes para saber qué etapa de instrucción están cumpliendo los dos hombres, quienes desde mediados del año pasado se encuentran cumpliendo la condena en la ciudad de Esquel.

Goye el primer beneficiado

El ex intendente de Bariloche, Omar Goye, quien también fue condenado en la misma causa a cuatro años, le redujeron la pena en dos meses.

El beneficio se lo otorgó el juez de Ejecución Armando Márquez, quien hizo lugar al pedido del condenado quien había solicitado el estímulo educativo tras cumplimentar su curso de auxiliar en instalaciones eléctricas domiciliarias.
La causa por la cual los condenaron

Los dirigentes -a los que se suma Víctor Carcar quien se encuentra prófugo- fueron condenados por la el Tribunal Oral Federal de Roca a cuatro años de prisión efectiva en abril de 2014.

Los magistrados entendieron que los referentes del PJ en Bariloche cometieron fraude a la administración pública al desviar 2 millones de dólares que tenían como destino el ahora desaparecido Policlínico de Bariloche. Lo hicieron a través de distintas empresas fantasmas que tenían a su nombre.

También fueron inhabilitados por cuatro años para ejercer cargos públicos y deberán pagar -cuando la sentencia esté firme- 45.000 pesos en concepto de daño al fisco.

A mediados del año pasado fueron detenidos y trasladados a Esquel, mientras que Cárcar permanece prófugo.

 

Texto: ANB

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El fantasma sin cabeza. “Un tenebroso personaje que cobra vida para participar en hechos”

  Son abundantes las leyendas que hablan sobre la presencia de fantasmas, como también sobre …