En dos meses, las cámaras de seguridad de Bariloche registraron 400 hechos llamativos

 

 

En los últimos dos meses, las cámaras de seguridad instaladas en Bariloche detectaron casi 400 hechos llamativos. Las autoridades locales consideran que ese número es importante, teniendo en cuenta que la ciudad  tiene más de 140.000 habitantes, 200 kilómetros cuadrados de extensión y un parque automotor de aproximadamente 60.000  vehículos.

 

En los casi 400 hechos, el 85 por ciento de la acción que se tomó fue de prevención: “A través de las cámaras y con la preparación que tienen los visualizadores, pudimos detectar situaciones antes de que deriven en un delito o un accidente, dar aviso y coordinar una rápida respuesta con la Línea 103 de Protección Civil”, contó el director de Seguridad Ciudadana municipal, Raúl Quinteros.

 

Mientras tanto, el Concejo Municipal aprobó la ordenanza presentada por el Ejecutivo Municipal para el llamado a licitación de adquisición de 35 cámaras de videovigilancia, con una inversión de casi $4.000.000.

 

Las cámaras se incorporarán a las que funcionan en el Centro Municipal de Monitoreo. “Tienen muchas prestaciones, no sólo para detectar delitos, sino otros hechos, como accidentes e incendios”.

 

Se trata de domos de 360 grados de cobertura, antivandálicos, con un software de parámetros de búsqueda, visión nocturna y visión térmica.

 

Con un presupuesto previsto de $3.963.511, la iniciativa explica que el sistema de videovigilancia “ofrece múltiples resultados en beneficio de la seguridad pública vinculados no sólo a la detección y prevención de posibles delitos, sino también como una nueva herramienta de control vehicular en las políticas de seguridad vial” y con un “lto poder de disuasión”.

 

Se informó que actualmente el Centro de Monitoreo municipal trabaja en estrecha vinculación con las fuerzas policiales y el Poder Judicial. El área responde entre 45 y 50 oficios judiciales por mes, ya que el registro de las cámaras guarda los parámetros de seguridad homologados por Nación , así sus imágenes pueden ser admitidas como evidencia en procesos judiciales. Quinteros destacó que “nos pusimos como objetivo contestar en el día todos los requerimientos que tengamos desde las comisarías y la Justicia”.

 

Con la nueva compra de cámaras, el sistema de videovigilancia se ampliará aproximadamente en un 500 por ciento en esta primera etapa. De todas maneras, el director de Seguridad Ciudadana consideró clave la ubicación consensuada de los nuevos puntos de instalación, ya que “el objetivo no es poner una cámara en cada esquina, porque tampoco tiene sentido, sino cerrar circuitos, así ante una situación o alerta podemos hacer un seguimiento”.

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

El fantasma sin cabeza. “Un tenebroso personaje que cobra vida para participar en hechos”

  Son abundantes las leyendas que hablan sobre la presencia de fantasmas, como también sobre …