Punta Bermeja: 5.000 lobos marinos, petreles, halcones peregrino, orcas, delfines y toninas

 

El área natural protegida Punta Bermeja -La Lobería- cumplió 45 años de su creación.  Está ubicada sobre la costa atlántica, a 60 kilómetros de Viedma, y conserva la colonia reproductiva de lobos marinos de un pelo más grande de la Patagonia Norte: más de 5.000 ejemplares.

 

Creada en 1971, mediante la Ley Provincial 898, sus límites actuales se establecieron recién en el año 2005. La superficie alcanza las 1.900 hectáreas (870 terrestres) en un total de 14 kilómetros de costa, que van desde Playa Bonita hasta el apostadero de lobos marinos.

 

“El plan de manejo propone crear dentro una zona intangible, destinada a usos científicos, una zona de uso restringido, equivalente a un paisaje protegido, y una tercera zona de usos múltiples, donde podrían tener lugar diferentes actividades humanas de modo regulado”.

 

Autoridades provinciales destacaron “el trabajo realizado por los guardas ambientales que día a día entregan a cada persona que llega a este lugar todo su conocimiento y pasión, informando sobre la riqueza del lugar, cómo cuidarlo y conservarlo”.

 

Punta Bermeja -La Lobería- alberga durante todo el año unos 5.000 lobos,  transformando a esta lobería en una de las más grandes del mar argentino. Cada verano nacen centenares de crías de lobos, coincidentes con la temporada alta turística.

 

Además, en el área protegida se puede encontrar centenares de especies de aves del monte y la costa, entre las que se destacan los petreles gigantes del sur, que superan los dos metros de envergadura alar, y diversas especies de cormoranes y gaviotas.

 

En sus acantilados anida el animal más veloz del mundo: el halcón peregrino. Estudios recientes demostraron que esta zona representa un lugar único a nivel mundial, por poseer una de las mayores concentraciones de nidos de halcones peregrinos por kilómetro de acantilados.

 

Luego de las grandes cacerías históricas producidas en la costa argentina para obtener cueros y aceite de pinnípedos (de la cual La Lobería fue una de las pocas nunca explotadas), los elefantes marinos del Sur han comenzado a reaparecer en Punta Bermeja. Desde hace algunos años, los guardas ambientales e investigadores que monitorean este gran apostadero comenzaron a registrar la presencia de elefantes marinos. Incluso se han documentado nacimientos de estos grandes mamíferos marinos que se reproducen principalmente en Península Valdés y la región antártica.

 

Entre junio y noviembre, también es posible avistar ballenas francas desde sus miradores. Orcas, franciscanas y delfines nariz de botella o toninas completan el espectáculo de animales marinos.

 

Este área protegida también protege fauna y flora típica del monte y la estepa: desde ñandúes y tijeretas, hasta alpatacos y botones de oro. “Bermeja es un sitio con una gran biodiversidad, representante tanto de la región patagónica como pampeana”.

 

La Secretaría de Ambiente de Río Negro recomienda a los visitantes llevarse los residuos; no bajar con perros a la playa, ya que comparten enfermedades con la fauna marina y corren riesgos y respetar la cartelería y consultar al guarda ambiental ante cualquier duda.

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Madre de joven adicto de 19 años pide internación domiciliaria. Está detenido en Prefectura Patagones

Carolina Fernández, madre de Santiago Laborde, detenido por venta de drogas y “policonsumidor” de estupefacientes, …