Pasó el martes 13: ¿Un día de mala suerte?

 

Si además le sumamos que es 13, la cuestión se agrava, aunque no existe una teoría que confirme esto, la mala fama está instalada, razón por la que trataremos de encontrar justificaciones y verdades al mito.

Hay quienes sostienen que el 13 era el número que se le daba a Judas quien traicionó a Jesús en la última cena, otros lo atribuyen a que eran también 13 los espíritus malignos en la cábala judía, por otra parte hay  quienes recurren a la Biblia ya que en el capítulo 13 del apocalipsis llega el anticristo.

No faltan aquellos que asocian a Marte por ser el dios de la guerra, que si bien era propicia para los combates no lo era tanto para los negocios. Otras creencias vinculan la fecha con la caída de Constantinopla ante los turcos en el año 1453.

Por estas y otras muchas razones, han convertido al martes 13 en una fecha totalmente desvalorizada  del calendario, al punto que en España por ejemplo un estudio afirma que más del 62% de los viajeros no lo hacen en esa fecha por temor.  Es necesario aclarar por otra parte que la fobia a esa fecha tiene sus variantes, ya que si bien se mantiene el 13 en algunos países se cambia el martes por el viernes.

En Francia, el Rey Felipe IV ordenó capturar y quemar a los caballeros de la Orden del Temple a los que se acusaba de herejía y sodomanía. En Estados Unidos a raíz de la histeria del libro “Friday theThirteenth” de Tomas Lawson que trata de un corredor de bolsa que elige el viernes para hacer colapsar el mercado de valores, este fenómeno se incrementó notablemente  con la aparición de una saga cinematográfica de terror, titulada viernes 13.

Si se tiene en cuenta que de acuerdo a estadísticas al respecto, todos somos un poco, mucho o algo supersticiosos, y para contrarrestarlos  efectos negativos acudimos a diversas acciones “antimufas”, debemos aceptar  que ante estas situaciones tomamos numerosas y en ocasiones extrañas precauciones.

Entre estas se recurre a “tocar madera”, “cuidado de no romper un espejo”, “evitar pasar por debajo de una escalera”, “evitar cruzarse con un gato negro”, “levantarse con el pie derecho”, “colgar una herradura”, “Cuidar un trébol de cuatro hojas” y “no concertar ni comprometer reuniones o citas en esas fechas”, entre otras.

Tanto influye en nuestras vidas el pensamiento sobre la mala o buena suerte, que existen numerosos libros dedicados al tema; Carmen Torrente en su libro “La superstición dice…” sobre si es un número de mala suerte el 13, y afirma que para los griegos era un número sagrado, se refiere también a que Zeus era el Rey del Olimpo y estaba acompañado por otros doce dioses.

Torrente destaca además en el libro que en la cena más famosa de la historia, “la última cena, de Cristo con sus apóstoles, los comensales eran 13, razón por la que desde el comienzo de la era cristiana, causa temor y hasta terror que 13 personas se sienten a la mesa.

Una astróloga, Patricia Kesselman” adjudica la mala fama del 13 a las cartas del Tarot que designa con ese número a la que representa la muerte y añade que el 13 es el primer número tras la finalización de un nuevo ciclo y lo vincula con el nacimiento, la muerte o regeneración, previo paso por la disolución.

Tenemos que añadir a esta cuestión el día martes, al que se considera el  de las Brujas, por ser el día del Planeta Marte, dios de la guerra, la destrucción, la crueldad, las matanzas, las peleas,  pleitos y discusiones.  Marte es el planeta “Rojo”,  el de la sangre, el que se ensaña con crueldad, no se controla cuando se enoja y por otra parte los astrólogos consideran los martes y viernes  días agresivos.

También sostienen que esos días son los preferidos  para la magia, ya que los espíritus están más cerca y esto resulta más propicio para la hechicería, algo que  también afirman los astrólogos al reconocer que así se viene manifestando y arrastrando una opinión negativa desde la edad media.

La astróloga Kasselman recuerda que la caída de la torre de Babel se produjo un día martes 13 y la de Constantinopla el martes 29 de mayo de 1453, lo que constituyó una gran crisis para la cristiandad.  No obstante todo lo que se ha dicho sobre el número 13, el martes y el viernes y se han dado elementos de valoración al respecto, se afirma que no existen comprobaciones científicas y se trata de una muy acendrada superstición.

De todos modos, es sabido que todas las medidas precautorias que se han adoptado y adoptan en relación a ello, se siguen tomando como en numerosas compañías aéreas que en su fila de asientos o butacas se ha eliminado la numero 13. Para muchos supersticiosos el martes 13 es un dìa fatídico por lo tanto suspenden muchas actividades comunes u ordinarias como iniciar un viaje, o un trámite simple, ya que ello se convierte en un verdadero reto para los que padecen un mal conocido como “trezidavomartiofobia”.

El tema se complica también porque muchos se preguntan con razón, cual es el día de la mala suerte,  el marte 0 el viernes 13?, ya que esto depende además de la zona geográfica en la que te encuentres.

En España, Grecia y países de América Latina por caso Argentina, Paraguay y Chile, la mala suerte afecta al martes 13, en tanto en los países anglosajones, como Estados Unidos o Inglaterra la mala suerte influye el viernes 13.  En China y Japón el número de la mala suerte es el 4 porque se pronuncia “shi” que significa muerte

En Italia se toma el día del mal augurio al viernes 17 y sostienen para ello que es el día en que Jesucristo fue crucificado.

Además, interpretan que este número en latín se escribe XVII y el anagrama es VIXI cuyo significado es “he vivido”, que los Italianos interpretan como “estoy muerto”.  También sostienen que este tema está tan arraigado en dicho país que la compañía Alitalia excluyo de sus aviones la fila de asientos 17, que en la famosa Torre Pirelli construida en Milán el piso 17 no existe y la fábrica de automóviles Renault no lanzó su modelo R17, al que sustituyo como el R177.

Quienes prestan atención al tema en sus consejos para no tener problemas el día 13, aconsejan no invitar a ese número de personas a su casa, no cortarse el pelo ni las uñas, no alojarse en el piso 13 de un hotel, no estacionar el vehículo en el sitio 13, no tomar el asiento del avión u otro transporte en la fila o el asiento 13 y evitar tener contacto con dicho número

Finalmente, como ya lo dijimos, no existe una razón científica para considerar que esto es así, por lo tanto muchos de aquellos no supersticiosos, toman estas fechas en sentido contrario y lo celebran como si se tratara de un día de buena suerte.

Texto: Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas  –  Rio Negro

Fuente: minutouno.com

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Hallaron los cuerpos de los jóvenes que se ahogaron en el Dique Ballester, Alto Valle

Estaban desaparecidos desde el domingo pasado. Tenían 19 y 23 años. El hallazgo se produjo …