Buscando razones sobre hechos paranormales en casas, aparecieron indicios, no certezas

 

En un artículo publicados días atrás en esta misma página, mencionamos distintas situaciones paranormales que se han registrado en algunas viviendas, cuyos moradores, entre molestos y atemorizados, optaron por abandonar esos lugares y buscar otro sitio de residencia.

Con el propósito de acercar más información sobre el tema consultamos material al respecto y nos hemos encontrado con testimonios, artículos, escritos, comentarios y una multiplicidad de situaciones, que distintas personas aseguran haber vivido.

En la mayoría  de los casos quienes afirman conocer o haber sido testigos o protagonistas de estos hechos paranormales, expresan su interpretación del fenómeno y suponen la posible razón de su existencia, aunque les resulta imposible determinar o definir la razón o el porqué de los mismos.

Nuevamente, también el diario “La Nueva Provincia” de Bahía Blanca publica un artículo sobre el asunto y recoge el testimonio de una pareja de jóvenes, quienes aseguran que a poco de instalarse  en el lugar, en el año 2018 y tras haber efectuado algunas modificaciones a la vivienda y renovar la pintura, ya que la existente les pareció algo tétrica, se instalaron.

El ingreso, contaron, debía efectuarse por un largo pasillo que daba a un patio en cuyo centro había una fuente, en tanto las dependencias a habitar se encontraban en planta alta, cocina comedor, living, tres habitaciones y el baño.

La joven integrante de la pareja, de nombre Candelaria, indicó que a pesar de haber mejorado la casa que ya habitaban, su compañero, Marcelo, fue quien primero expresó que no sabía cual era la razón, pero no se sentía cómodo.

Contó además que a los pocos días de instalarse ambos fueron despedidos de sus trabajos, sus proyectos comenzaron a demorarse o atrancarse, cada vez se producían  más  discusiones, dormían mal, se advertían con mal humor y sus amigos dejaron de visitarlos.

Un familiar les comentó que por alguna razón la casa podría tener una mala energía, o energía negativa, y les recomendó que por las noches dejaran sobre la mesa un vaso o recipiente con agua, que si era como lo suponía,  el agua absorbería la energía negativa. Así lo hicieron y explicaron luego, que a la mañana siguiente el agua del vaso parecía soda de la cantidad de burbujas que se formaron.

Siempre a estar por el relato de la joven Candelaria, la cuestión fue empeorando y una noche, su pareja Marcelo, observó la figura de una mujer que cruzó desde la pieza que ocupaban hacia el baño, lo que les produjo mucho miedo al no encontrarle explicación alguna.

A esta situación le siguieron otras que los aterrorizó, como caída de cuadros, porta retratos que se daban vuelta, objetos que también se  desplomaban solos y cosas por el estilo.  La joven Candelaria indicó además que un rosario que usaba en su cuello por la mañana aparecía anudado,  y el crucifijo dado vuelta.

En el intento de solucionar o superar la situación, trajeron a un cura para que bendijera el lugar y una amiga les acercó  una virgen a la que le encendieron una vela y llegó entonces el suceso que les hizo abandonar la vivienda. La joven Candelaria señaló que cuando subían la virgen escucharon fuertes golpes en toda la vivienda y lo más aterrador fue cuando a media noche se acercaron a mirar la virgen y  notaron que la vela estaba suspendida y flotaba en el aire cada vez más cerca de la virgen.

“El miedo nos paralizó” sostuvo la pareja y “comenzamos a sentirnos muy incómodos ya que no encontrábamos nada que justifique lo que estaba ocurriendo, por lo tanto en ese momento agarramos algunas cosas y dijimos  basta, no nos quedemos un minuto más aquí.  Candelaria cerró su relato afirmando que “con solo recordar lo que vivimos me da escalofríos.”

Pasó el tiempo sin poder olvidar lo vivido, por lo que siempre pensando en lo ocurrido siguieron investigando y lo único que pudieron enterarse y a lo que le atribuyeron todo lo que vivieron, fue que en el lugar, bastante tiempo atrás de la llegada de Candelaria y Marcelo, en el lugar funcionó una funeraria, por lo que, como aseguramos al principio, no hay certezas, solamente indicios.

Texto: Eduardo Reyes, escritor y periodista de Viedma

Las Grutas  –  Río Negro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Viedma: Egresaron enfermeras y técnicos en sistemas, software libre y desarrollo web

Estudiantes de la carrera Licenciatura en Enfermería del CURZA rindieron final y se recibieron de …