Tres sujetos condenados a cárcel por abandonar a una persona que, finalmente, murió

 

Tres imputados por la muerte de Omar Inostroza, ocurrida en el paraje El Manso, El Bolsón, fueron condenados a seis años de prisión efectiva por el delito de “abandono de persona agravado por muerte de la víctima”.

Según la acusación del fiscal Eduardo Fernández, el hecho fue registrado el 1 de enero de 2011 en el camping La Isla, paraje Manso Inferior, en cercanías de la Escuela 92. Los imputados, a raíz de inconvenientes producidos luego de una fiesta donde se produjo una pelea, habrían acometido conjunta y violentamente sobre Omar Inostroza y otras personas.

“Luego de ello, todos comenzaron a correr en la misma dirección, hasta llegar a una bifurcación tomando la víctima el sendero que lleva al río Manso. Para ese momento, los imputados, mínimamente corrían con el fin de darle alcance a Inostroza con intenciones de provocar lesiones. Hasta que logran acorralarlo y lo expusieron de esa manera, que siendo alrededor de las 7.00 motivaron se precipite en las aguas del caudaloso río Manso, poniendo en peligro su vida”.

Los imputados “no debían desconocer dicha situación considerando que son conocedores del lugar, pudiendo representarse el hecho que provocaron al tratarse de un río que por su fuerte correntada traiga consecuencias fatales para cualquier persona. Colocaron a la víctima en situación de desamparo al no brindarle una ayuda o asistencia necesaria pues recién la policía intervino hacia el mediodía, alrededor de las 12.40 horas. Inostroza, finalmente fue hallado sin vida y rescatado de las aguas del río, por efectivos de la Prefectura Naval Argentina, el día 7 de enero de 2011 y el cuerpo presentaba signos de ‘asfixia por sumersión’”.

En su alegato, el fiscal jefe Eduardo Fernández solicitó se condene a los tres sujetos a la pena de seis años de prisión efectiva con costas. En esa oportunidad, relató los distintos sucesos ocurridos luego del festejo y que culminaron con la muerte de Inostroza. “Esa noche hubo una fiesta. Sabemos que el primer incidente fue con Adrián Altamirano, quien fue increpado por Oyarzo, molesto porque bailaba con su hija. Ese fue el inicio del conflicto. En su defensa intervino Omar”, consignó.

Luego detalló que a partir de este suceso intervinieron más personas, varias de ellas declararon en este juicio.

Con respecto a la pelea que se originó entre dos grupos, señaló que Omar, Aranda y su primos salieron corriendo al sentirse superados, recordó que los chicos tenían entre 17 y 20 años de edad, en tanto los agresores eran mayores y oriundos del lugar.

Fernández detalló que se inició una persecución. Huyeron hacia la zona donde había gomones del camping. Mencionó que testigos escucharon “De acá no se van” frase pronunciada por uno de los imputados. Destacó el testimonio de Calfú, quien se acercó a la orilla del río, reconoció a los tres acusados, y pudo observar de manera directa a Inostroza en el agua, después no lo vio más. Intentó buscarlo y auxiliarlo.

El fiscal señaló la peligrosidad del río Manso, situación que se puso observar claramente durante la inspección ocular de ayer. Tanto la pelea como la persecución se encuentran acreditadas. Mencionó que el grado de parentesco de algunos testigos no quita credibilidad a su relato, todos ellos, dijo Fernández, a pesar del dolor, han brindado su testimonio.

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Interés en acuerdo entre  Río Negro y Jujuy por la construcción de plantas termosolares

  En la provincia de Río Negro se expresó interés científico, tecnológico, ambiental y productivo …