Inicio Destacados Una madre no puede ver a su hija: “Me quitaron mis derechos y me tratan como delincuente”

Una madre no puede ver a su hija: “Me quitaron mis derechos y me tratan como delincuente”

 

La contadora viedmense Natalia Rueda calificó de “totalmente arbitraria” la resolución judicial que le impide mantener contacto directo con su hija, que tiene ocho años, y porque le otorgó el cuidado de la nena al padre, de quien está en proceso de divorcio. Además, señaló que “me quitaron todos los derechos como madre” y “me están tratando como una delincuente”.

A continuación la nota que ofreció a la página local de noticias El Delitómetro.

“El 28 de setiembre, por una resolución judicial basada en una pericia psiquiátrica que me hicieron a mí y al padre de mi hija, se decidió incomunicarla totalmente y dársela a él en forma provisoria, pero no se dice por cuánto tiempo”.

“Hasta ahora, lo único que sé es que cuando me acerco al Juzgado me dicen que ella (su hija) está bien, nada más. Pero, he tenido comunicaciones de padres que la ven y que ella asiste a la escuela, pero no está bien”.

“Según el equipo técnico del Juzgado de la doctora (María Laura) Dumpé dice que (la niña) está bien, pero no me ha adjuntado ningún informe escrito y no se explaya. Esto ha vulnerado totalmente los derechos como madre y de la criatura a comunicarse conmigo”.

“La resolución es totalmente arbitraria e infundada porque se han basado solamente en una pericia y dice que yo revisto un daño psicológico para mi hija; en cambio él (el padre) le produjo un daño físico por luxación de un brazo, hay una denuncia que la jueza Dumpé archivó en febrero de 2016 y ahí comenzó el proceso de desvinculación”.

“Si a esa criatura yo le estaba produciendo un daño psicológico porque no se advirtió antes? Porque no se le preguntó a mi hija si la madre le estaba produciendo algún daño o le decía algo de su padre? No hay fundamentos. La pericia está totalmente infundada”.

“A mi quitaron todos los derechos como madre. La dieron el cuidado unipersonal al padre, ni siquiera puedo acercarme y ni hablar y han puesto guardia policial de civil en el colegio donde asiste mi hija y también custodia policial en la casa del padre; me están tratando como una delincuente”.

“La jueza Dumpé… en junio de este año amenazó a la criatura, diciéndole que si ella no hacía nada para lograr estar con su padre iba a ir a un hogar de menores y que no iba a ver nunca más a su madre”.

“Es una niña de 8 años que se expresa muy bien, es muy inteligente, salió llorando de donde estaba el equipo técnico del Juzgado 7 y me contó esto delante de una profesional. Yo hice la denuncia, pero fue archivada por la Fiscalía”.

“Hoy veo las consecuencias: no puedo ver a mi hija. Y quien le produjo un daño físico (su padre) hoy tiene el cuidado unipersonal de la niña. A mí se me incomunica totalmente con ella. Hay muchas irregularidades”.

“Padres de alumnos que van a la escuela me cuentan que mi hija va desaliñada, que está triste y no se la ve bien. Estoy muy angustiada y necesito saber cómo está. Solamente me dicen que está bien y nada más”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Raúl Díaz

Ver también

Investigan violenta muerte de un hombre en Bariloche. Está detenido un sospechoso

  El fiscal barilochense Guillermo Lista inició la investigación para determinar las circunstancias en la …